Benchmarking: aprender de la competencia

Imagen: Google

David Somoza Mosquera

El conocimiento y la experiencia de los otros, sobre todo de la competencia, representan una gran oportunidad para optimizar los negocios y el crecimiento empresarial. En este contexto entra el benchmarking como un instrumento de gran ayuda para las compañías.

Consiste en un proceso continuo mediante el cual se toman como referencia los productos, servicios y procedimientos de las empresas líderes con la finalidad de compararlas con nuestra compañía y poder corregir, realizar e implantar mejoras internas.

Desde el siglo XIX, las empresas han estudiado a la competencia para mantenerse en el mercado. Sin embargo, es a partir de la década de 1980 cuando el benchmarking toma mayor importancia dentro de las compañías.

Por un lado, permite conocer los errores y aciertos de la competencia y, por el otro, saber la situación interna de la propia compañía. Este último aspecto es muy importante porque implica ese conocerse a sí mismo con sus fortalezas y sus errores, lo cual permite corregir, optimizar y poner en práctica medidas internas que favorecen el desempeño de la empresa, redundando en mejores resultados operativos y comerciales.

Pero ese análisis hacia lo interno y lo externo de la compañía no debe detenerse nunca si se quieren cumplir los planes corporativos a corto, mediano y largo plazo. Es un error que una empresa deje de lado, espacie o retrase el benchmarking.

Es importante aclarar que la comparación de cómo están los competidores no significa copiar sus soluciones, pues se trata de aprender de la experiencia y el descubrimiento de los demás para mejorar el desempeño propio de la empresa. A diferencia de la copia, el benchmarking exige un aprendizaje constante y adaptabilidad.

Con este proceso también se descubren ideas innovadoras aplicables a la competencia, así como la identificación de habilidades y fortalezas de la competencia para el mejor posicionamiento en el mercado.

Son muchos los objetivos corporativos inherentes al benchmarking. Entre ellos están: definir nuevos conceptos de análisis, perfeccionar procesos, identificar áreas a mejorar, optimizar la comunicación empresarial, ajustar la organización a mejores prácticas de mercadeo y plantear nuevas estrategias adelantándose a los competidores.

En otras palabras, benchmarking para conocer las empresas por dentro y por fuera y eso en función de aprender de la competencia.

--

--

Empresario con más de 30 años de experiencia en el sector productivo venezolano #Purolomo #Alibal

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
David Somoza Mosquera

David Somoza Mosquera

Empresario con más de 30 años de experiencia en el sector productivo venezolano #Purolomo #Alibal