El COVID-19 puso a replantear sus planes a las empresas

David Somoza Mosquera

Imagen: Google

La incertidumbre ante cuánto tiempo durará la emergencia sanitaria por causa de la pandemia del coronavirus ha puesto a las empresas a repensar todas sus estrategias. No ha sido fácil para la economía mundial mantenerse alerta y, sobre todo, productiva ante las actuales circunstancias.

La nueva realidad de la economía global obliga a las compañías a revisar los planes y proyectos que habían definido para este año. Según el escenario al que se ven enfrentadas en este momento, es necesario replantear actividades y ajustar los presupuestos para cubrir todas las áreas de impacto.

Un equipo que conozca tanto la realidad de la empresa, como la de la economía en la que esta se desenvuelve, logrará dar con los mejores mecanismos para enfrentar la crisis actual y lo que se avecina.

Además de ello, las compañías han tenido que desempolvar sus planes de emergencia ante cualquier catástrofe que pudiera presentarse y adecuar las directrices a la crisis por el COVID-19.

Y aunque algunos países ya comenzaron a flexibilizar la medida de confinamiento, otros están en fase de severo contagio. Por lo tanto, si una organización no tenía mecanismos ni lineamientos de cómo actuar en casos de fuerza mayor, entonces debe elaborarlo inmediatamente, a la par de redefinir sus estrategias.

En todo este proceso, que resulta inédito, es necesario mantener una comunicación fluida con los empleados y clientes. En tiempos de contingencia como esta es importante que una empresa líder mantenga su lugar. Para ello, debe identificar cuál es su producto estrella, el más importante y mantenerlo así. De esta forma garantiza que la compañía se mantenga productiva, los empleados tranquilos por su estabilidad y los consumidores satisfechos.

En cuanto a los trabajadores, por ser el activo más importante de cualquier compañía, se le debe facilitar herramientas para que puedan enfrentar la contingencia. A los clientes hay que demostrarles que la empresa está comprometida con ellos, garantizando los productos que requiere en la medida que lo permita la pandemia.

En Purolomo, cuya empresa matriz es Alimentación Balanceada Alibal, hemos garantizado la continuidad de las operaciones durante la cuarentena y hemos cumplido con los más estrictos controles de calidad para continuar llevando la proteína a la mesa de nuestros consumidores.

Empresario con más de 30 años de experiencia en el sector productivo venezolano #Purolomo #Alibal

Empresario con más de 30 años de experiencia en el sector productivo venezolano #Purolomo #Alibal