Es verdad: el consumidor es quien decide

Ninguna compañía debe descuidar el comportamiento de los clientes

David Somoza Mosquera

Fotografía: Google

El sostén y crecimiento de las empresas está en las ventas, las cuales se encuentran inevitablemente ligadas a los gustos y aspiraciones de los clientes.

Así que ninguna compañía debe descuidar el comportamiento de los consumidores. Es clave que conozcan no solo a los actuales, sino también a los potenciales clientes.

Por ello, las empresas realizan periódicamente estudios sobre patrones de consumo, lo cual es crucial en esta época, pues la pandemia ha alterado significamente la conducta de los compradores. Ahora disponen de más información, tienen distintas prioridades y sus intereses se han transformado.

De manera que los estudios se constituyen en un termómetro que mide la “temperatura” de los consumidores. Mediante la data que se recolecte y, posteriormente, se analiza, se podrá conocer acerca, por ejemplo, de las características de calidad y satisfacción requeridas por el público para adquirir un producto o servicio.

Sin duda alguna, conocer el comportamiento de los clientes es vital para la compañía y la marca y donde la gerencia de marketing juega un papel fundamental. Debe estar muy pendiente de cómo responden los consumidores y cuáles son sus exigencias, lo cual requiere de una cuidadosa planificación.

Pero, al final, la premisa más importante para las empresas es cumplir con las exigencias de su clientela y del mercado para así impulsar las ventas satisfaciendo plenamente al cliente.

Cumplir con los consumidores es la prioridad de la compañía y, en esa dirección, debe contar además con inventarios suficientes para satisfacer la demanda y cumplir el compromiso adquirido con su público.

Aplicar una estrategia correcta en lo referente a conocer la conducta de los consumidores redunda en grandes ahorros de costos para las empresas y garantiza una imagen más sólida y consistente de la marca en el mercado.

En los estudios de mercade está la clave

Las preguntas que suelen hacerse los estudios del mercado para una apreciación correcta de cómo acepta el público la marca, el producto y, por ende, la empresa son: ¿Cómo perciben los consumidores la información ofrecida por el producto? ¿Cómo motivarlos, captar su atención y atender sus necesidades y deseos?

Otra interrogante se refiere al peso que dan los clientes al precio o la calidad de la oferta comercial.

Para el análisis de la conducta de los consumidores, es importante que los factores personales, como edad, sexo, cultura y satisfacción, sean tomados en cuenta.

Los factores psicológicos son también objeto de consideración, pues incluyen la reacción afectiva y estados de ánimo de los clientes. En este caso hay que investigar en los clientes la capacidad de comprender la información, la percepción de sus necesidades, su mentalidad y todo aquello que influye en su comportamiento.

Los factores sociales son igualmente relevantes, ya que el consumidor tiene amigos, familia o conexiones en las redes sociales que pueden convertirse en potenciales clientes si ya no lo son.

El elemento social incluye además la clase social del cliente y sus niveles de ingresos y educación.

Toda esta medición permitirá conocer lo mejor posible a los clientes, quienes al fin y al cabo tienen la última palabra en si escogen y compran o no el producto o servicio ofrecidos.

Empresario con más de 30 años de experiencia en el sector productivo venezolano #Purolomo #Alibal

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store