La integración vertical en tiempos de pandemia

David Somoza Mosquera

Image for post
Image for post
Imagen: Google

El COVID-19, y de eso ya todos estamos conscientes, agarró por sorpresa a todo el mundo y las formas de enfrentar su evolución y consecuencias siguen siendo un reto para las empresas. Por ello, no es conveniente dejarse llevar por la primera impresión. En estos momentos, es crucial analizar para actuar.

Seguramente, algunas compañías han considerado, para adecuarse a los cambios que esta crisis ha provocado, cambiar su estructura interna y de ello hay ejemplos. Están las empresas integradas de forma vertical, horizontal y mixta, que combina los elementos de la dos anteriores.

En este artículo me referiré a la integración vertical, que es la estructura que prevalece en nuestra empresa Purolomo y su casa matriz Alimentación Balanceada Alibal.

La estrategia de integración vertical es más frecuente de lo que se piensa y suele ser implementada dada las ventajas que presenta. Para explicarlo de la manera más directa posible: esta estructura consiste en reducir la dependencia en terceros agentes, entiéndase proveedores, mediante la toma de control parcial o total del suministro de materiales que, posteriormente, emplea la empresa para la fabricación del producto final.

¿Y por qué es esto beneficioso? Porque de esta forma las compañías logran reducir los costos de adquisición de los productos o materias primas en bruto, y asegurar que no se corte el suministro, clave en esta época de pandemia.

Las empresas verticalmente integradas se caracterizan porque las operaciones están sustentadas en sus propios recursos internos, como materias primas, inventarios, infraestructura, logística y recursos humanos calificados.

Otro aspecto relevante es que reduciendo la dependencia en terceros mejora la eficiencia y la productividad, así como la capacidad de planificación, pues todos los pasos a seguir se hacen dentro del mismo grupo. Además, se crea una sinergia positiva en aras de lograr el objetivo común, todos los empleados de las distintas filiales tendrán un nivel de motivación superior.

Ciertamente, en estos tiempos de pandemia se habla mucho de transformaciones y de la necesidad de que las compañías se adecuen. Sin embargo, cambiar radicalmente su estructura interna debe ser una decisión muy bien pensada y planificas, sobre todo, cuando todavía no se tiene un panorama claro, seguro y confiable de lo que depara el coronavirus ahora y en el futuro.

Written by

Empresario con más de 30 años de experiencia en el sector productivo venezolano #Purolomo #Alibal

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store